Hoy en la historia

30.Jun.1908

Misteriosa explosión en Tunguska, Siberia

A las 7:17 horas del 30 de junio de 1908 ocurría en Siberia, Rusia, la misteriosa explosión aérea del bólido de Tunguska. La energía liberada fue equivalente a 185 bombas de Hiroshima. Si la detonación hubiese ocurrido en una zona habitada, habría provocado desastres incalculables. Los efectos alcanzaron a poblaciones que se encontraban hasta a 600km de distancia de donde ocurrió el fenómeno; las casas vibraban y los objetos más frágiles se rompían, incluso el ferrocarril Transiberiano tuvo que detener su marcha por riesgo a descarrilarse. Curiosamente, el bólido de Tunguska nunca llegó a alcanzar la superficie terrestre; no se hallaron fragmentos ni cráter. La naturaleza de este objeto procedente del espacio permaneció como un misterio por muchos años. La primera expedición de investigación de este fenómeno fue enviada a la zona recién en la década de 1920, durante el gobierno de Lenin. La teoría más aceptada es que se trataba de un cometa formado por hielo y polvo. Luego de estallar, y a causa del rozamiento con la atmósfera de la Tierra, el hielo habría pasado directamente a estado gaseoso, sin dejar rastro. Por otro lado, algunos astrónomos sugirieron que la explosión en Tunguska fue producto de una “bomba termonuclear natural”, generada por un cometa de hidrógeno pesado, pero no se encontraron pruebas que avalaran esta teoría.

 

Imagen: Shutterstock